El título de esta entrada parece como un poco exagerada pero te aseguro que es casi cierta, claro que no totalmente, ji, ji, ji, pues no esperes sacar diamantes auténticos de los CDs, pero al menos sí que unos “diamantes” igualmente destelleantes.

El caso es que ese hermoso e hipnotizante brillo de los CDs es una pena que quede sin un segundo uso, una vez hayas decidido que ya no te valen para nada los datos que en él habías guardado. Por eso, y a pesar de que internet está ya plagada de ideas de cómo aprovecharlos, he decidido añadir un granito de arena más con esta idea que tuve y que incluso sufrí para lograr sacarla adelante… Uf, cómo me dolían la manos de tanto que probé y probé la mejor forma de cortar y cortar CDs…

Para esta manualidad, que además de leer aquí puedes ver en el video-tutorial que encontrarás al final de este texto, recomiendo utilizar los CDs, porque sólo tienen una capa de plástico transparente y la capa de brillo, mientras que los DVDs están hechos como en dos capas de discos de plástico, estando la capa de brillo entre estos dos. Eso hace que, al cortarlos, se suelten las dos capas quedando la capa de brillo pegada en uno de esos discos y hacia afuera, con lo que queda desprotegida. En el CD cortado, la capa de brillo multicolor se ve a través de la capa de plástico, desde el otro lado de donde realmente está pegada, pero en el DVD cortado quedaría expuesta hacia afuera, no se podría ver del lado del plástico, lo que, al quedar expuesta, le quitaría resistencia al rozamiento.

Os pongo aquí una muestra de tres pruebas fallidas que hice con CDs cortados a trozos y con un DVD, como veis, en un principio pretendía cortar un cachito por cada faceta del diamante pero eso no me daba buen resultado porque chafaba mucho el brillo. Los pegotes de pegamento también los evito ahora dejando hasta el final la lámina de plástico que uso para transferir el esquema del diamante, explicaré más adelante este tema:

Para marcar el esquema del corte de diamante sobre el CD he preparado esta plantilla gratuita que te puedes descargar en el enlace que aquí mismo verás, vale para “diamantes” desde 2,5 a 5 cm de ancho, para que te puedas hacer desde unos pendientes hasta un colgante así tipo rapero, lo que se te ocurra!


HAZ CLICK AQUÍ PARA DESCARGAR EL ESQUEMA DE CORTE DE LOS DIAMANTES (y luego dale a la flecha que apunta hacia abajo, en el menú superior de esa página, para descargar el dibujo)


CLICK HERE TO DOWNLOAD THE DIAMOND CUT PATTERN (and then click on the arrow pointing down, in the top menu of that page, to download the drawing)

Imprime la plantilla en un papel tamaño A4, no aumentes ni disminuyas ni ajustes al papel la impresión si quieres que te quede al tamaño real, tal cual indica las medidas en ella escrita.

Ahora el método es sencillo. Calca, con un rotulador permanente, el esquema elegido sobre un trozo de plástico adhesivo reposicionable, del tipo que se usa para forrar los libros del colegio. Pega el trocito de plástico sobre el lado brillante del CD.

Con una cuchilla (o cutter) y una regla metálica (para que los bordes de la regla no los estropees con la cuchilla) comienza a trazar todas las líneas del esquema calcado, incidiendo de tres a cuatro veces en la misma línea para marcarla bien honda. No pretendas cortar el CD a base de cuchilladas, sólo marca las líneas. Al marcar las líneas de la silueta exterior del diamante estamos ayudando a que luego nos sea más fácil cortar con las tijeras y nos quede el corte más recto.

Cuando hayas marcado todas las líneas con el cutter, usa unas tijeras fuertes, como de cocina, para cortar por las líneas de la silueta del diamante y separarlo del resto del CD. Algunos CDs se estropean enseguida al hacer esto y se les levanta la capa brillante con nada, pero la mayoría permite que se les corte sin apenas daño de su lámina brillante, haz la prueba, antes de empezar a marcar todas las líneas, dándole un tijeretazo pequeño de prueba al CD. Como vereis en el video que os enlazo más abajo, no hice esta prueba antes de marcar el dibujo en mi primer CD, pero debería haberla hecho.


Una vez cortado, pégalo en un trocito de goma eva. Al aplicar el pegamento sobre la parte trasera del “diamante” procura no extenderlo hasta el borde, que llegue como hasta 2 mm del borde, de esta forma el brillo del CD se dañará menos ya que no tirará el pegamento desde el borde, lo cual tiende a hacer que se “pele” y arrugue el brillo. Al recortar el trozo de goma eva sobre el que lo has montado puedes dejar asimismo un borde de goma eva para que se vea alrededor del CD o cortarlo del mismo tamaño, yo he probado las dos cosas y quedan ambos efectos bonitos. Ahora quítale el plástico de forro de libros que usaste para trazar la silueta ayudándote de un alfiler y levantando por los bordes, pues si pones el alfiler en el medio de una de las “facetas” del brillante se rayaría la superficie tan bonita.

Y ya tienes en tus manos un precioso “diamante” que te servirá para hacer distintas piezas de bisutería. Yo lo he pegado a una base de anillo, también he probado a hacerme unos diamantes y una hebilla o pasador del pelo, sin duda mi favorito. Mira el video para ver en más detalle cómo los hice y deja volar tu imaginación. ¿Qué te gustará hacer a ti? Con el esquema grande de 5 cm puedes hacer un colgante estilo rapero o puedes decorar una diadema, incluso una pulsera de madera, un joyero… busca la inspiración en las cosas que te gustan y se te ocurrirán ideas bien chulas!


Do you fancy these CD jewels?

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here