Cómo dibujar con rotuladores económicos una cara inventada, paso a paso

2
1078

Hace un año recibí y probé por primera vez estos rotuladores de alcohol, son económicos y provienen de una tienda china llamada Banggood que me los envió para que los probara en un video. Han aguantado bien el tiempo sin secarse, mis hijas los han usado bastante pero siguen pintando muy bien (salvo el negro que ha sido totalmente abusado) y me encantan. Aunque no puedo negar que prefiero los Copic, con su punta de pincel tan amable y práctica, la punta biselada de esta versión barata sigue gustándome mucho. Además tienen en el otro extremo una punta fina, que será muy útil para detalles.

Lo mejor para empezar a usar rotuladores de alcohol o cualquier tipo de pintura, realmente, es crearte una carta de color para controlarlos. Ordénalos por colores y por tonalidades dentro de cada color, pinta una muestra de cada en un papelito y escribe el número del rotulador correspondiente debajo. Reordena las muestras y pégalas a unas hojas para tener las referencias ordenadas. El proceso se puede entender mejor si ves este video tutorial. Esto puede parecer una tontería, pero es sumamente importante para utilizar la gama de rotuladores en todo su potencial, sobre todo cuando es un set de muchos colores, como este que es de 80 colores, o incluso si es de la mitad.

Ya con la carta de colores y, habiendo aprendido a dibujar y encajar los rasgos de una cara siguiendo este otro tutorial, puedes ponerte a dibujar la cara con rotuladores. Lo que me gusta de este set es la cantidad de tonos piel que trae, más o menos marronáceos, más o menos rosados, todos parecidos y distintos a la vez, pero muy útiles para ir creando los distintos tonos de la piel al ir añadiéndolos capa por capa. Trabaja sobre un papel suave, tipo Bristol, que aguante bien las distintas capas de la tinta de alcohol. Siempre va a traspasar la tinta por detrás, así que pon debajo del papel un papel o plástico que no te importe manchar.

El secreto de los rotuladores de alcohol es que se pueden suavizar y “tonalizar” unos con otros volviendo atrás. Si pintas la base siempre con un rotu clarito y encima aplicas uno algo más oscuro (sin cubrir toda la zona del claro) y quieres crear una transición entre ambos tonos o colores, luego vuelve a pintar con el tono más claro arrastrándolo hacia el oscuro para fundirlos. esto funciona mejor con los Copic, pero con estos chinos también puedes conseguir efectos. Además, como sus tintas sion transparentes, puedes aplicar varias capas de un mismo rotulador para obtener distintas intensidades con un sólo color, esto es muy útil cuando empiezas a modelar la cara.
Y nada más, sigue el tutorial que lo explico tranquilamente, paso a paso, y lo vas viendo todo poco a poco. Vas a flipar con lo bonita que queda esta cara inventada y lo fácil que te va a resultar si te lo propones! Y si no te gustan los ojos grandes como a mi, pues ya sabes, no los hagas más grandes de lo que te sale que deben medir cuando haces los cálculos en el boceto… yo es que tengo manía de hacerlos demasiado grandes a propósito…

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here