Conociendo a Mod Podge

0
131

 

¿Que quién es Mod Podge? Pues, con ese nombre, más le vale no ser una persona, la verdad es que es un pegamento para manualidades múltiples. Lo conocí gracias a un tutorial de Threadbanger, que es un canal de videos sobre costuritas e ideas creativas en youtube.

El Mod Podge se utiliza preferiblemente como base para el decoupagé, que es el arte de crear collagues a partir de imágenes bonitas que recortas. Bueno, parece que esta entrada en el blog está llena de palabrejas raras ¿eh?
En fin, lo del pegamento este me llamó la atención y busqué por internet, a ver qué cosas hacía la gente con él. Descubrí que es muy popular en EEUU y que se usa para también dar acabados a las cosas. El blog Mod Podge Rocks! es una pasada, con muchísimos ejemplos de lo que se hace con este producto. Pega hasta en plástico y cristal, con lo que es muy versátil. Y todo lo que ví me animó a ponerme manos a la obra.
Yo tenía una cajita muy bonita desde hace 12 años, que, por aquel entonces, preparé concienzudamente para que me sirviera para clasificar mis pendientes. Le hice tres pisos de bandejas con compartimentos de varios tamaños, según el tamaño de pendientes, y la usaba mucho. Cuando mis niñas empezaron a andar la tuve que guardar en un sitio alto, por razones obvias, y encima coloqué un quemador de aceite para ambientar. Total, que allí se quedó unos meses antes de que descubriera el desastre que le pasó a mi cajita. El quemador le hizo un cerco que arrancó la pintura, además de algunas manchas. Para empeorar la cosa, con el tiempo, se había amarilleado bastante y estaba ya bastante fea.
Cuando ví todo lo que se hacía con el Mod Podge me acordé de mi caja estropeada y me prometí que la iba a restaurar y darle un aspecto alegre. Encontré en una página de imágenes vectoriales con una que me gustaba, la preparé al tamaño de la caja y la imprimí con mi impresora de inyección de tinta. Tenía miedo de que al mojarla con el Mod Podge se me estropeara la impresión, pero no tuve ningún problema en absoluto.
En las fotos podéis ir viendo (casi) el paso a paso. La primera muestra mi cajita estropeada tal y como estaba antes de hacerle nada.
Como veis, me había currado mucho su interior con las bandejitas, hechas de cartón pluma, con separadores para clasificar mis pendientes, no era como para tirar con ella. Además, hay que reciclar lo más posible.
Se aprecia que a la tapa le faltaba la pintura en el cerco que me dejó el quemador de aceite ambientador. Tuve que lijar para igualar la superficie y…

 

…darle una capita de Aguaplast, que es una pasta para igualar paredes y superficies.
Entonces volví a lijar y me involucré tanto en la manualidad que me olvidé de sacar más fotos del paso a paso, Lo siguiente fue imprimir el papel para cubrirla. Eché una capa de ModPodge con un pincel plano, sobre todo el papel ya cortado a tamaño, y cubrí la tapa. Me salían demasiadas burbujas por no tener cuidado y tuve que arrancar el papel y volver a imprimir y empezar de cero. Descubrí que el Mod podge no es tan fácil como podemos creer al ver las maravillas que hacen otra gente.
En el segundo intento le eché una capa más gorda de pegamento y funcionó, la tapa me quedó prácticamente lisita, aunque tuve que arreglar un poquito pinchando alguna burbujita, pero apenas se nota. El Mod Podge seca bastante rápido, lo cual es una ventaja y una desventaja a la vez, sólo hay que saber aprovecharse de las ventajas. Cuando estaba algo seco, pincelé toda la superficie con Mod Podge para darle el acabado brillante y a prueba de salpicaduras.
A la media hora ya pude forrar, de igual manera, la base y los laterales, cuidando el detalle de doblar bien las esquinas para que queden bien remataditas, las cubrí por encima con el Mod Podge… y este es el resultado final. Espero que os guste, pero, aunque no sea así, no me podéis negar que la cajita ha quedado alegre y colorida.
Si quieres ver alguna cosilla más que he hecho con Mod Podge, mira en este enlace

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here